ANVIPED_Asociación_Nacional_de_Víctimas_de_los_Profesionales_del_Estado ANVIPED_Asociacion_Victimas_del_Estado_de_Derecho_Facebook

ANVIPED_deutsch_Asociación_Víctimas_del_Estado_de_DerechoANVIPED_english_Asociacion_Victimas_del_Estado_de_DerechoANVIPED_espanol_Asociación_Víctimas_del_Estado_de_Derecho
 

Plataforma (PVAPCP)

DE VÍCTIMAS DE LOS ABOGADOS, PROCURADORES Y SUS COLEGIOS

Es bastante habitual que las actuaciones de los abogados vulneren la legalidad y las normas de su profesión que están recogidas en los códigos deontológicos de su colegio y europeo que se comprometieron a respetar al colegiarse.

En asuntos penales, casi siempre actúan delictiva o criminalmente, aunque sólo sea por no denunciar las habituales actuaciones presuntamente delictivas de los fiscales y jueces. Los abogados no suelen defender suficientemente los derechos de sus clientes, en algunos casos por falta de conocimientos, en otros por no dedicar suficiente tiempo y en otros casos porque sus intereses son contrarios a los intereses del cliente.

El caso de los procuradores es más lamentable aún. Casi ningún procurador envía la documentación procesal al cliente, ni siquiera si se lo exige, a pesar de que está obligado a ello. Son una pieza fundamental de la opacidad del sistema judicial.

En este contexto, podemos afirmar que cuando recurrimos a la vía judicial, estamos mal informados, nuestros derechos suelen ser vulnerados y no sabemos lo que pagamos.

 

Un caso habitual y flagrante de corrupción combinada judicial y letrada

Más de un 95 % de las denuncias son archivadas sin hacer nada para investigar lo sucedido. El Estado de Derecho español es así de disfuncional. Pues bien, en la mayoría de los casos el sobreseimiento es provisional y si buscamos a un abogado para que nos ayude, nos indica que debemos recurrir; sin embargo, esa es la peor opción y no siempre es necesaria. Si tenemos alguna prueba que no aportamos en la denuncia o testigos que no fueron nombrados en la denuncia, lo mejor es presentar un escrito de reapertura, donde se mejore la descripción de los hechos y se aporte la nueva información. No hace falta un abogado para ello, pero puede ser conveniente que lo redacte uno y aporte esa profesionalidad, además, para facilitar el trabajo del fiscal y del juez que es lo que quieren éstos. Suele ser conveniente aportar una manifestación o declaración de algún testigo.

En estos casos, el abogado sabe que el fiscal y el juez quieren archivar la denuncia y que éstos son personas soberbias que no quieren reconocer que se han equivocado, por lo que prefiere hacer un recurso, generalmente bastante malo, y perder el caso o seguir recurriendo a instancias superiores como el Tribunal Constitucional o el Tribunal Supremo, para seguir cobrando por redactar el recurso y sin tener los trastornos de tener que ir a los juzgados si se reabriera el caso en el juzgados de instrucción.

Nunca se debe recurrir un sobreseimiento provisional si tenemos pruebas o testigos que no han sido aportadas anteriormente.

Son casos claros de corrupción del abogado.

 

La denuncia en el Colegio Profesional

Podemos denunciar al abogado o al procurador en su colegio profesional. Sólo tenemos que presentar un escrito con toda la documentación que tengamos. Esta queja o denuncia no tiene coste y no requiere abogado ni procurador.

Los colegios de abogados y de procuradores suelen encubrir a sus colegiados porque son sus clientes y porque los colegios son cómplices de la corrupción del sistema judicial.

Los delitos de los abogados y de sus colegios prescriben a los cinco años, pero es muy difícil encontrar a un abogado y a un procurador que quieran denunciar a un compañero, por lo que cabe afirmar que son una mafia y la causa principal de la corrupción sistémica del sistema judicial. No representan la justicia ni la ley.

ANVIPED se ha propuesto acabar con estas prácticas corruptas y presuntamente delictivas, mediante varias acciones colectivas, contra los colegios de abogados y de procuradores.

 

 

NO ESTÁS SOLO, CUENTA CON ANVIPED

¡ Otro mundo es posible !

(y necesario)

Yes, We Can - Sí se puede

ANVIPED STOP 

 

 

 

© 2016 ANVIPED - Todos derechos reservados.    |    Asociación Nacional de Víctimas de los Profecionales der Estado de Derecho (Inscrita con el Nº Nacional 606555)